Liverpool

La pelota de playa que batió a Pepe Reina

Sunderland v LiverpoolPor: Fco Javier Ramos

El 17 de octubre de 2009 el Sunderland derrotó en su estadio al Liverpool por 1-0 con uno de los goles más surrealistas, polémicos y mediáticos de la historia del fútbol. 

A los 5 minutos de juego, los Black Cats se dirigían en un rápido contraataque hacia la portería de los Reds defendida por Pepe Reina. El contragolpe del Sunderland acabó en las botas de su delantero Darren Bent, que chutó a puerta. El lanzamiento rebotó en un balón de playa que unos segundos antes había lanzado un niño aficionado del Liverpool, lo que hizo que el arquero español perdiera de vista el esférico y, confundido, no pudiera hacer nada por evitar que llegara hasta el fondo de la red.


El colegiado Mike Jones, que debió anular el gol y dar un bote neutral por la presencia de un “cuerpo extraño” en el terreno de juego según la normativa de la FIFA, permitió que el tanto subiera al marcador pese a las insistentes protestas de los Reds. La semana siguiente arbitró un partido de la segunda división inglesa como castigo, una sanción demasiado leve teniendo en cuenta que el enorme error arbitral que cometió no fue por apreciación de una jugada, sino por desconocimiento del reglamento.

El bautizado Gol Nivea dio la vuelta al mundo. Muchos de los medios ingleses satirizaron la curiosa anécdotacon titulares como el de El Daily Mail: “Balón de playa 1-0 Liverpool”. El The News of the World fue más allá y entrevistó al verdadero protagonista del suceso: el balón de playa, que por si fuera poco era el oficial del Liverpool. El producto llegó a agotarse en la tienda oficial del club, las hinchadas rivales no perdieron la oportunidad de mofarse de los Reds, que al menos hicieron caja.

Pepe Reina comentó el mediático y polémico gol en un programa deportivo:

Anuncios